NUTRICION CANIBALISMO RITUAL

En la cocina se elaboran emociones que se trasladarán a la mesa.
Es allí donde se espera el sentimiento de dar y recibir,
de nutrir y darse al otro

Adelina Doval
Tarot Presencial Barcelona
Previa reserva de hora

Estoy en Barcelona Nou Barris
A la salida del METRO  de la Línea Verde
Cerca de la Vall d´Hebrón

ÍNDICE DE LA PÁGINA

1- Mis Servicios
2- Nutrición y canibalismo ritual

-1-

MIS SERVICIOS

LECTURA DE CARTAS

Consulta de Tarot Presencial Barcelona
Previa reserva de hora

Atiendo en despacho privado desde 1969
Las cartas responden y yo guío a las personas
con honestidad y profesionalidad humana

OTROS SERVICIOS DE INTERÉS:
PSICOTERAPIAS ALTERNATIVAS JUNGUIANAS

♦ Compatibilidad de Parejas:  Sinastria de Parejas 
 Psicoterapia Alternativa con Tarot Yunguiano Proyectivo
 Cuento Terapia Para adultos

 Psicoterapia Alternativa con los Arquetipos
   de tu Carta Astral Personal

Si llamas y no respondo porque estoy con visita
por favor manda WP
 al número
625 811 292

Te responderé lo antes posible
dándote toda la información necesaria
GRACIAS

-2-

NUTRICIÓN Y
CANIBALISMO RITUAL

Al situar la alimentación como un fenómeno social y cultural, la complejidad del hecho alimentario nos hace considerar cuestiones muy diversas de carácter biológico, ecológico, psicológico, cultural, económico, político, religioso y antropológico.

En la cocina se elaboran emociones que se trasladarán a la mesa. Es allí donde se espera el sentimiento de dar y recibir, de nutrir al otro desde un aspecto que va más allá de lo físico.  La comida, suele crear la sensación simbólica de compañía. Esto es debido a que desde nuestros primeros días de vida, la ingesta y los cuidados recibidos eran variables que se presentaban juntas

La seguridad, la compañía, y la sensación de protección venían
asociadas al pecho materno y al biberón. Los estados de ánimo 
negativos se resolvían con el chupete. Por tanto la identificación
entre la comida y la calidez de la compañía humana son dos 
aspectos que desde el nacimiento han ido juntas. 
De ahí que se diga que la obesidad puede ser una defensa contra 
la soledad. Auto acompañarse y completarse comiendo.

Más tarde cuando queremos mostrar afecto a alguien le invitamos 
a cenar, comer…la comida constituye un modo simbólico de 
establecer relaciones. En los cultos religiosos ofrecidos a Mitra
y Orfeo se practicaban ingestas comunitarias para conseguir
más cohesión grupal. Comer es sinónimo de introducir 
“introducir dentro de mi, algo tuyo” y viceversa
Es una forma de aceptar, amar y comunicarse con el otro,
Comer el cuerpo de Cristo es un ejemplo de ello.

En la cocina se elaboran emociones que se trasladarán a la mesa.
Es allí donde se espera el sentimiento de dar y recibir, de nutrir
al otro desde un aspecto que va más allá de lo físico. La comida
suele crear la a sensación simbólica de compañía. Esto es debido
a que desde nuestros primeros días de vida, la ingesta y los cuidados
recibidos eran variables que se presentaban juntas.

La seguridad, la compañía y la sensación de protección venían 
asociadas al al pecho materno. Los estados de ánimo negativos
se resolvían con la boca: el chupete. Por tanto la identificación
entre la comida y la calidez de la compañía humana son dos 
aspectos que desde el nacimiento han estado juntas
De ahí que se diga que la obesidad puede ser una defensa
contra la soledad. Auto acompañarse y completarse comiendo.

Más tarde cuando queremos mostrar afecto a alguien le invitamos
a comer, la comida constituye un modo simbólico de establecer
relaciones. En los cultos religiosos ofrecidos a Mitra y Orfeo
se practicaban ingestas comunitarias para conseguir más cohesión
grupal. Comer es sinónimo de introducir,  “introducir dentro 
de mi, algo tu yo». Es una forma de aceptar amar y comunicarse
con el otro. Comer el cuerpo de Cristo es un ejemplo de ello.

CANIBALISMO DE IDENTIFICACIÓN

Un ejemplo de este tipo de canibalismo lo constituye el ritual de
comer las cenizas del ser querido fallecido para volverlo a integrar
dentro del grupo quedando así vinculado al alma de la tribu
El sacramento de la toma de la hostia sagrada que se practica
en la comunidad cristiana sugiere un acto similar.

Tanto en el caso anterior como en este,  se habla de un canibalismo
afectivo. Determinados pactos de sangre, donde individuos 
comparten, o beben, “tragan”, la sangre mutua. 
Un ejemplo de tales rituales se encuentra en Reyes 6, 26-30 se lee:
Comerás el fruto de tu vientre la carne de tus hijos y de tus hijas
Y en Juan 6: 53-56. El que come mi carne y bebe mi sangre
está en mi y yo en él» 

Véase el caso de la Eucaristía, cuya práctica proviene del rito
Romano, donde simbólicamente se come el cuerpo de Cristo
en forma de oblea. Y no solo eso, también se bebe su sangre 
contenida en un cáliz. Todo ello símbolo que alude a ese
canibalismo de identificación por el cual los cristianos pueden
incorporar a Dios dentro de si mismos

En diferentes historias épicas, como en los Nibelungos de la
mitología germana se narra como los Burgundios bebían la sangre 
de sus compañeros caídos en batalla con la idea de imbuirse de valor.

Cuántas veces hemos dicho u oído la frase “es tan mono que me lo
comería!”. Evidentemente no es una idea con capacidad de hacerse
real. Sin embargo si  se corresponde con la pulsión de introducir
dentro de nosotros a aquella persona que nos suscita amor, como
por ejemplo la ternura que nos evoca los ojitos de un bebé ante 
el cual decimos está para comérselo
Se trata de ese impulso ancestral de lograr un total acercamiento
con la persona u objeto que nos atrae, un adueñarse del objeto
en su totalidad. Comerlo significa dejarlo atrapado 
dentro mi cuerpo, entonces, es solo mío.

EXOCANIBALISMO RITUAL
CONDE DRÁCULA

 EXOCANIBALISMO RITUAL
Es un tipo de canibalismo que tiene por objeto el asesinato ritual.
Ejemplo de ello lo vemos en los ritos de caza grupal en la  
antigüedad. Y en la  matanza del cerdo y las corrida de toros
herederos de un canibalismo primitivo.

 CONDE DRÁCULA
Eso nos lleva a la leyenda de Drácula estudiado por la Antropología
cultural que ve en este mito otro tipo diferente  de canibalismo
ritual y que ha sido por otra parte centro de interés
de psicoanalistas europeos.

El conde Drácula seductor atrae a su víctima con ademanes
estereotipados y se alimenta de su sangre, hecho que ocurre 
de noche y en la cama de la víctima en el caso de las mujeres
y en otro lugar en el caso de los hombres para evitar las 
connotaciones homosexuales

Desde el psicoanálisis cultural, se argumenta que se trata de un claro ejemplo de histeria masculina. Les chupa la sangre porque todo neurótico necesita “robar” extraer, constantemente el afecto del exterior para autoafirmarse.

El señor de las tinieblas es prototipo exacto del hombre impotente
no necesita realizar el acto sexual como tal, le basta con saber que ha logrado conquistar a la mujer y importar desde el exterior el afecto  en forma de la sangre de sus víctimas para recomponerse de su magullada virilidad

Un Drácula de este siglo sería ése tipo de hombre o de mujer que precisa infantilizar al otro miembro de la pareja para debilitarlo y ante su debilidad poder imponer su fuerza y dominio
Le chupa la sangre aquí es sinónimo de quitarle vigor y capacidad 
de autodirección con frases como: Deja que tu no sabes ya lo hago yo
Sin mi no serías nada, Nadie te querrá como yo, 
Típico de las mujeres maltratadas

De ese modo, un Drácula de este siglo, se crece y restaura la mala imagen  que tiene de si mismo.
Psicológicamente esto recibe el nombre de inhibición reactiva
Significa cuando una persona se siente inferior e insegura
y no le gusta sentirse así porque el orgullo no se lo permite
entonces se va al extremo opuesto adoptando posturas
egocentristas y en ocasiones agresivas